26 mar. 2015

LA ENTREVISTA. Edwin Montoya: “Me gusta defender lo justo, a los humildes, a los explotados”


Cantante y compositor andino revela sus inclinaciones políticas y opina sobre la nueva generación de artistas populares


Por Maritza Espinoza
Comenzaste cantando música criolla. 
Claro. Es una herencia de mis abuelos y de mi padre. Él cantaba y tocaba guitarra y, en el mundo musical, le decían Zorro de arriba y zorro de abajo.
¿Cómo la novela de Arguedas?
¡Antes de la novela de José María Arguedas! La música es algo que compartí con él, porque mi padre, para mí, era un hermano mayor y nos unía ese vínculo tan hermoso, tan grande, que es la guitarra y la parte vocal.
Tu hermano Rodrigo (Montoya) es antropólogo. ¿Fuiste el único que siguió los pasos de tu papá?
Artísticamente, por supuesto. Rodrigo canta y mi otro hermano también, pero ninguno canta con ritmo ni con compás. 
Dilo: ¡Son desorejados! (Risas)
Sí, esa es la verdad… Pero lo digo por supuesto sin ufanarme ni burlarme de ellos. En cambio yo heredé todo eso en forma talentosa. Yo hago primera voz, segunda voz, contralto, octavas… Pero tuve que estudiar. En el conservatorio tuve una beca para la impostación de voz y guitarra, porque antes yo tocaba guitarra como sea (risas). 
En el folclore hay mucha gente que, por su extracción popular, no tiene formación académica. ¿Eso marcó una diferencia contigo?
Total.  El problema del compañero del arte es que no se preocupa por culturizarse, por leer, por adquirir conocimientos. Simplemente se contentan con cantar y ni siquiera saben por qué cantan. Eso a mí me da mucha pena.
¿Hubo  alguna distancia con ellos?
Hay una distancia, porque yo viajé a Cuba con la canción dedicada al Che Guevara y tuve un reconocimiento extraordinario. Inclusive cantamos ese tema en el Palacio de las Bellas Artes en 1972. Eso marcó para mí un hito y lo que pude aprender en diez años, lo aprendí en cinco meses en La Habana, porque ahí vi otra cultura. Todos los artistas cubanos leen y escriben música.

25 mar. 2015

COSTUMBRES: La Yunza o cortamonte


La Yunza es una danza ritual alrededor de un árbol previamente adornada para agradecer a la Pacha Mama (Madre Tierra) por todas las bondades brindadas durante el año. Por las lluvias, por el agua, por los frutos de la tierra.

Los árboles son diferentes, la idea es la misma. En la costa utilizan huarangos y sauces; en la sierra, molles, capulíes, y eucaliptos; en la selva, palmeras. Hay que derribarlo, hay que celebrar el carnaval.
José María Arguedas, refiriéndose al carnaval andino, dijo: “Es la fiesta más grande de los indios peruanos (…) y su música es la más hermosa de todo el folklore peruano (…) debe tener un lejano origen indio puro (…)”.

23 mar. 2015

NOTICIAS: Perú presenta una demanda en Chile por el uso de palabra 'pisco'


La Embajada de Perú en Chile ha presentado una demanda ante el Instituto Nacional de Propiedad Intelectual (Inapi) para expresar su rechazo a la solicitud de inscripción para registrar dos nuevas marcas que llevan la palabra 'pisco': Cofradía del Pisco y Círculo del Pisco por parte de la Cooperativa Agrícola Pisquera Elqui Ltda. Capel, informa 24horas.cl.
El abogado de Capel, Marino Porzio, indicó que Perú "no puede pretender que un productor chileno conocido, como es Capel, no vaya a usar su marca Pisco, que está protegida por la ley chilena, y, lo que es más absurdo, pretenda que no puede hacer la inscripción porque la ley peruana reserva ese derecho". "La ley peruana no tiene ninguna vigencia en Chile", aseveró. Ambos países comparten la denominación de origen Pisco en sus respectivos territorios.
Uno de los que se ha aventurado a explicar el problema en cuestión fue Luis Mantilla, dueño de la Pisquería Don Luis de Lima. Mantilla señaló a El Mundo que el pisco es peruano, que dicha bebida se prepara en Perú desde tiempos ancestrales.

TEATRO: Retablo de Candelaria, presentación completa


Aquí les paso la presentación completa de Retablo de Candelaria en el Gran Teatro Nacional, espectáculo inspirado en La Fiesta de la Virgen de la Candelaria, que combina la alegría desmesurada de la danza con la tranquilidad del rezo devoto, donde hombres, mujeres, niños y jóvenes se unen en el gozo absoluto de todos sus sentidos.

VÍDEO
 


Anuncios:

LA COLUMNA DEL AUTOR: El Tawantinsuyo, he aquí nuestra madre patria


El hombre es como una planta; es del suelo de donde nació, y su ser se forma del agua, del aire, de la tierra y de los sonidos de ese suelo. Entonces pues; somos de esta tierra que antaño tuvo por nombre TAWANTINSUYO.

Por Félix Rodri
Hace siglos atrás, valientes y sabios guerreros de esta parte del mundo unificaron a las pequeñas naciones y crearon una sola, una como nunca jamás se ha visto. Lo llamaron TAWANTINSUYO (nación conformada por cuatro grupos). Aunque más tarde llegaron hombres extraños sin moral ni conciencia, llenos de enfermedades,  codicia  y ambiciones desmedidas, quienes en nombre de una religión falaz la menguaron y la destruyeron hasta casi desaparecerla. Esa madre patria agonizó muchas décadas mientras muchos de sus hijos,  dignos herederos de sus tierras y su cultura, lucharon incansablemente por tratar de recuperarla. Pero quizás los designios de su destino ya estaban escritos y así pereció al filo de las espadas, la pólvora y la cruz.
Hermosas jóvenes tawantinsuyanas
Pero ¿Qué hacemos cuando una madre fallece? ¿Acaso no la tenemos presente a cada instante de nuestras vidas? ¿Acaso no la rememoramos en esas ocasiones especiales? Aun de muerta ¿Acaso no está presente en algún recodo de nuestro ser, en alguna particularidad de nuestra piel, de nuestro hablar o nuestra forma de pensar y ver el mundo? Entonces ¿por qué hay quienes insisten neciamente en que esa madre patria ya murió, que ya no existe y que por tanto ya no se le debe mencionar en nuestro hablar cotidiano? Quienes refutan afirman con orgullo que nuestra madre patria es España ¿España? Pregunto yo ¿Esa que sació su sed con sangre, sudor y lágrimas de nuestros abuelos? ¿Esa que mancilló, humilló, destruyó a sus anchas a nuestra gente, a su espíritu  y a su cultura? ¡Me niego rotundamente!

22 mar. 2015

ARQUEOLOGÍA: Descubren un bebé momificado "muy bien conservado" en Lima


Un equipo de arqueólogos peruanos ha descubierto los restos de un bebé preincaica momificado hace al menos 1.000 años, en un antiguo cementerio de Puruchuco

El descubrimiento se realizó en el marco de unos trabajos de exploración contratados por el Gobierno peruano para estudiar la zona, previo a la construcción de una nueva carretera, informa 'NationalGeographic News'.

17 mar. 2015

LA ENTREVISTA: Alicia Maguiña, gran intérprete y extraordinaria cantautora de fina sensibilidad


Veinte años después, Alicia Maguiña rememora los entretelones del disco concebido en 1995 junto a Óscar Avilés y anuncia sus nuevos proyectos.

Por Omar Huamán
Desde que inició su carrera artística, Alicia Maguiña se preocupó por rescatar las expresiones más genuinas del Perú, tanto de la costa como de la sierra. Sus composiciones fueron llevadas al disco por intérpretes nacionales de la talla de Edith Barr, Los Embajadores Criollos y Eva Ayllón, mientras que en el extranjero se rindieron ante su talento Olga Guillot, Daniel Santos y Mercedes Sosa. Aquí, Maguiña ahonda acerca de su legendaria dupla creativa junto a Óscar Avilés, el “fracaso” de la fusión, y sus próximos proyectos.
–Esta producción le permitió volver al mundo del disco tras 14 años de ausencia en una sala de grabación, ¿a qué se debió ese silencio musical?
–Se debió a una fuerte depresión ansiosa que sufrí a raíz de vivencias, pero que no me impidieron hacer conciertos. Por otro lado, las disqueras quebraron y si quería realizar alguna producción, debía contar con recursos para poder llevarla a cabo.
–¿De quién surgió la idea de llevar a cabo el CD Juntos?
–Fue iniciativa mía. A mediados de 1994 busqué a Óscar, le propuse la idea y al poco tiempo nos volcamos a la realización del CD. Se trató de un sueño hecho realidad, pues siempre seguí su trabajo musical y soy consciente de su importancia para nuestra cultura.
–¿Qué diferenció a esta producción de otros trabajos musicales realizados anteriormente?
–En trabajos anteriores interpretaba mis temas en tonalidades altas, pero Óscar conocía mi verdadero registro y me sugirió que bajara mis tonos. Gracias a sus recomendaciones se obtuvo como resultado un canto dulce, libre y sincero. Mis canciones ganaron mucho en expresividad.
–De las 19 interpretaciones que realizaron para este CD, ¿con cuál se queda?
–Me quedo con todas, pues son diferentes géneros y no puedo comparar un vals con un tondero o una marinera limeña. Es una síntesis de mi carrera, en donde incluí valses clásicos como “Viva el Perú y sereno”, “Indio” y “Recordando a mi padre”. Por el lado de la marinera limeña le canto a Bartola y Valentina. En las marineras y en los tonderos nos acompañó “Canano” Barrenechea, uno de los mejores cajoneadores que he escuchado.

16 mar. 2015

HISTORIA: La homosexualidad en las culturas precolombinas


Se ha logrado deducir a través de cerámicas y artesanías halladas, e incluso por algunas crónicas de los invasores europeos, que los nativos o indígenas de estas tierras y la mayor parte de sus civilizaciones tenían más respeto y tolerancia por las personas de esta orientación sexual, hasta que llegaron los europeos inquisidores  con su hipocresía y doble moral.

Por José Luis Villalobos
La homosexualidad en estas culturas se ha llegado a conocer gracias a elementos arqueológicos como cerámicas y otras artesanías, pero sobre todo gracias a las múltiples crónicas de los colonizadores europeos.
Los mayas eran bastante tolerantes con la homosexualidad. Se conoce la existencia de rituales sexuales que incluían relaciones homosexuales, aunque, jurídicamente la sodomía estaba condenada a muerte. No obstante la sociedad maya era muy diferente, ya que se consideraba preferible la homosexualidad al sexo prematrimonial. Se sabe que muchos nobles mayas requerían los servicios de esclavos sexuales para sus hijos.
Sin embargo la civilización azteca era extremadamente intolerante hacia la homosexualidad. A pesar de ello, aparecen numerosos elementos que nos hacen pensar que esta intolerancia no sería tan rígida. Algunos de sus rituales contenían elementos homoeróticos. Por ejemplo, dentro de su religión, la diosa azteca Xochiquetzal, que bajo su aspecto masculino recibía el nombre de Xochipilli, era la protectora de la prostitución masculina y la homosexualidad.

Por otra parte, las tribus vecinas Zapotecas han mantenido un elemento gay en su sociedad. Aún quedan hoy en día los llamados "muxe", considerados como un tercer sexo. Su figura se remonta al periodo prehispánico. Tienen como rol el de iniciar sexualmente a muchachos adolescentes. Las mujeres no pueden formar parte de este rito de iniciación sexual ya que socialmente han de llegar castas al matrimonio. Como elemento científico hay que destacar que en los años 70 se realizó un estudio en el que aproximadamente el 6% de la población masculina del Istmo de Tehuantepec son muxes.