11 oct. 2010

HISTORIA: La plaza de Acho, el coso taurino más antiguo de América


La Plaza de Acho, es el coso taurino más antiguo de América y el tercer más antiguo del mundo.

La Plaza de toros de Acho, coso taurino ubicado en Lima, Perú. Es la plaza de toros más antigua de América, una de las más grandes del mundo, la más importante de las 56 plazas oficiales de toros con que cuenta el Perú, y considerada como una de las de mayor prestigio del continente americano.

Su fundación data del 30 de enero de 1766, durante el gobierno colonial del virrey Manuel de Amat y Juniet, antecediéndola en antigüedad la plaza de toros de Béjar y Zaragoza, en España. La plaza española de Sevilla inició su construcción en 1749, pero concluyó formalmente después de la de Acho. Su construcción es de material noble, adobe y madera, habiendo sobrevivido a los terremotos que ha sufrido la ciudad de Lima desde su construcción.
-----------------------------------------------------------------------------------
La historia señala que en la primera corrida de toros en Acho asistió el Virrey Manuel de Amat y Juniet, y que el festejo se realizó aún pendiente el permiso y autorización del Rey de España Carlos III.
----------------------------------------------------------------------------------
La primera corrida en la Plaza de Toros Firme de Acho se celebró el "Jueves de Compadres", teniendo aún pendiente el permiso y autorización del Rey de España Carlos II, en la tarde del 30 de enero de 1766, con asistencia del propio virrey Antonio Manuel Amat y Juniet.
En 1945 fue remodelada, ampliándose su capacidad a 13 mil espectadores, pero en desmedro de las dimensiones del ruedo, que dejó de ser el de mayor tamaño del mundo. La remodelación cayó a cargo del ingeniero Francisco Graña Garland.
En castellano la palabra acho o (mejor) hacho significa "Sitio elevado cerca de la costa, desde donde se descubre bien el mar y en el cual solían hacerse señales con fuego. La plaza en sus primeros años fue llamada indistintamente "del Hacho" o "del Acho". El cerro San Cristóbal, a cuyo pie se levanta esta plaza, sería entonces el Hacho de Lima
En sus exteriores, la Plaza de Acho presenta una forma circular, con una serie de portales rectangulares estrechos y altos que se suceden unos de otros, en grupos de 6, a lo largo del frontis del coso. En el interior del recinto y aún fuera del coso se ubican la capilla hacia el lado noreste, el desolladero al lado este, y los corrales hacia el lado norte. Posee una explanada en su lado oeste, conocida como Patio de Sombra, en donde se ubican el Museo Taurino, el Restaurante de la plaza.
Las graderías poseen 15 accesos o tendidos. Del tendido 2 al 7, las graderías pertenecen a Sombra, mientras que del tendido 9 al 15 pertenecen a Sol. Los tendidos 1 y 8 son Sol y Sombra, y sobre ellos se ubican el palco del juez de la plaza y el palco del Presidente de la República, respectivamente. Las graderías están rematadas por una arquería corrida de madera. El ruedo posee un diámetro de 60 metros (antes de la remodelación tenía 90), poseyendo 2 ingresos: la puerta de chiqueros (toril) y la puerta de cuadrillas (puerta grande).
Calificada como monumento histórico y ubicado al lado del  centro histórico de Lima en el distrito del  Rímac, constituye además un atractivo histórico de la capital del Perú. En su recinto se llevan actualmente actos culturales de la más diversa índole, taurinos y no taurinos, durante los meses en que no se realiza la feria.
El dato
En su inauguración en Lima de la Plaza de Toros de Acho, se lidiaron 16 reses para toreros de a pie y a caballo. En el cartel figuraban “Pizi”, “Maestro de España” y “Gallipavo”, los tres peruanos. El primer toro en el ruedo se llamó “Albañíl Blanco” de la hacienda Gómez de Cañete con divisa rosa y caña. Asistió el Virrey don Manuel de Amat y Juniet y, se realizó aún pendiente del permiso y autorización del Rey de España Carlos III, que un año más tarde se dio por Real Cédula.
Puedes leer el artículo referencial aquí.
Anuncios:

No hay comentarios :