6 oct. 2010

HISTORIA: Inauguran muestra y exposición de las joyas perdidas del Cusco

El viernes 1º de octubre, a las 7 p.m., se inauguró en el Museo “Andrés del Castillo”, Jr. de la Unión 1030, la Exposición FOTOS TESTIGO de Alfonsina Barrionuevo y José Álvarez Blas, como un aporte especial a la conservación y defensa del Patrimonio Cultural del Perú.
Ambos profesionales han complementado fotos de objetos históricos sustraídos por irresponsables de museos e iglesias donde se guardaron por siglos y otras de espléndidas obras de arte que aún existen en nuestro territorio.
En esta muestra se ve por primera vez en su magnificencia las únicas piezas incas de oro y plata conocidas que se encontraban en la caja fuerte del Museo Arqueológico de la Universidad de San Antonio Abad, de Cusco. Después del terremoto de 1985 se trasladaron al Palacio del Almirante convertido en Museo Inka y en 1993 ex vigilantes robaron un total de 58. y las redujeron a trozos que pensaban vender.
El Dr. Alvarez Blas ha logrado tomar fotografías de esos restos que se verán al lado de la original, que fue espectacular en tamaño, cincelado y peso. La llamada Pachamama, que parece más bien una Qoya. La imagen femenina que será vista en todo su esplendor aparece desnuda, pero, según informan los estudiosos, estatuillas semejantes estaban vestidas con finísimos atuendos y tocados. Por haber sido encontrada en Saqsaywaman, que es el Hanan Qosqo, o Cusco de la parte alta, se podría suponer que ella representó quizá a la esposa del Inca Pachakuteq u otra Qoya muy ilustre.
En la serie de las piezas y objetos que sólo están en las fotografías figuran una enorme pintura de la Anunciación del Arcángel San Gabriel a Santa Ana de la iglesia de Chinchero, que se hallaba frente al ingreso de su puerta principal; reliquias de los Tupaq Amaru que se depositaron en la sacristía de : la iglesia de Surimana, Canas; también riquísima platería de la iglesia de Andahuaylillas, Quispicanchis, y otros.
Patio de entrada
La selección que es una muestra magnífica de lo que tenemos todavía en ciudades y pueblos del país presenta keros o vasos incas poco vistos; curiosidades como un Niño Dios de siglo XVII tallado regiamente, el galeón que regaló la reina doña Juana de España al convento de San Francisco de Lima, cuyas cuerdas tejió con sus cabellos; y, finalmente entre las elegidas, la delicada efigie de un Cristo que está en el Museo Histórico Regional Inca Garcilaso, que “vio morir” al caudillo libertario, su esposa Micaela Bastidas, familiares y seguidores.